Inicio > Noticias > Anulación plazo de edad mínima para ingresar en Policía Local

Anulación plazo de edad mínima para ingresar en Policía Local

La sentencia es de PRIMERA instancia, es decir, que no es de un Órgano superior, como el Tribunal Constitucional, Supremo, Superior o Audiencia, y que ha sido dictada por un Juzgado Contencioso de Sevilla, en donde ignoramos si la misma fue recurrida o no.

Ocurrió en Sevilla, en donde se publicaron un total de 54 plazas de Policía Local de nuevo ingreso; pues bien, un vecino de la localidad interpuso una demanda frente a dicha resolución por considerar que el límite de edad establecido por dichas bases vulneraba los derechos fundamentales recogidos en los arts. 14 y 23.3 de la Constitución Española.

Afirma que es irracional situar el límite en una edad concreta (35 años) en la que muchas personas no han desarrollado aún sus máximas capacidades, existiendo innumerables personas que, superando en mucho dicha edad, pueden conservar u nas capacidades extraordinarias. Este límite de edad que excluiría del proceso selectivo a innumerables atletas que están en la cúspide de su carrera profesional, por mucho que dichos atletas quisiesen ingresar en el cuerpo de policía local. Alega que no es racional imponer un límite de edad cuando dicho límite no es necesario para que un cuerpo de policía funcione eficazmente y existen otros medios para garantizar la eficacia y la capacidad del desempeño de las funciones policiales.

El Ayuntamiento demandado alega que la existencia de un límite de edad para el acceso a estos cuerpos no ha de resultar discriminatorio pues es indudable que la conexión de la actividad policial con determinadas situaciones de estrés físico y mental hace aconsejable la incorporación de candidatos jóvenes, lo que conlleva la existencia de una conexión entre la diferencia de trato impuesta y las a ctividades a desarrollar por los funcionarios.

El Juez que ha dictado esta sentencia dice que hay que valorar si la norma que establece dicho límite de edad se ajusta a la legalidad y por otra parte, si el límite de edad establecido es razonable y objetivo. El marco está compuesto por el art. 56 del Estatuto Básico del Empleado Público que señala en cuanto a la edad:

Para poder participar en los procesos selectivos será necesario reunir los siguientes requisitos:… Tener cumplidos dieciséis años y no exceder de la edad máxima de jubilación forzosa. Sólo por ley podrá establecerse otra edad máxima, distinta de la edad de jubilación forzosa, para el acceso al empleo público”.

Por lo tanto, para exigir el requisito de distinta edad má xima para el acceso, deberá establecerse mediante norma con rango de ley.
En el ámbito de la comunidad autónoma de Andalucía, el límite de edad se encuentra establecido por el Decreto 201/2003 que fija la edad máxima en 35 años. Sin embargo, esta norma ha dejado de tener vigencia por una norma posterior como es la Ley 7/2007 del Estatuto Básico del Empleado Público.
En el caso que estamos analizando, carece de cobertura legal el límite de edad establecido en las bases de la convocatoria por lo que estas son nulas de pleno derecho.
Los arts. 14 y 23.2 CE establecen el principio de igualdad y reconocen el derecho a acceder a los cargos y funciones públicas con los requisitos que señalen las leyes. Sin embargo, esto se halla limitado por el art. 103.3 CE que regula el acceso a la función pública de acuerdo con los principios de mérito y capacidad.
Aún cuando el art. 14 CE establece un tratamiento igual a las situaciones iguales, se suscita la cuestión de si cabe atender a la edad de los aspirantes como elemento diferenciador a la hora del acceso a la función pública. Ya ha habido numerosas sentencias del Tribunal Constitucional y del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, entre otros, en las que queda sentado que el principio de igualdad no impide que ante situaciones de hecho distintas, se aplique un trato jurídico diferenciado, mas el trato ha de asentarse en una justificación objetiva.
Sentado lo anterior, debe señalarse que los requisitos de idoneidad o las condiciones de los aspirantes para el acceso al puesto de trabajo considerado debe n ir referidas a asegurar que aquéllos reúnen los requisitos de aptitud técnica, física o profesional necesarios para un adecuado  desempeño de las funciones atribuidas.
En el supuesto que se enjuicia, no es razonable el límite de edad establecido, ya que la Administración no aporta las razones por las cuales establece dicho límite. El establecimiento del límite debe estar justificado y ser proporcionado en cuanto que supone la restricción de un derecho constitucional que todos los ciudadanos tienen y una discriminación por razón de edad. En este supuesto, se podría motivar dicho límite para garantizar que los aspirantes tengan unas condiciones física apropiadas; no obstante, hay que señalar que dicho límite vendría establecido por las pruebas físicas previstas en  la convocatoria, de manera que aquél que las supere, debe considerarse que está en co ndiciones físicas adecuadas para poder prestar el servicio. A su vez, hay que señalar que el hecho de tener una edad inferior a dicho límite no supone que se superen dichas pruebas. Por lo tanto, se podría producir el resultado de que quedarían excluídos aspirantes que disponen de mejores condiciones físicas que los seleccionados, con lo cual no se cumpliría el principio constitucional de mérito y capacidad.
Es innegable que en la actualidad, ciertas personas de edad superior a ese límite, son deportistas de élite y tienen unas condiciones físicas muy superiores a las de otras personas más jóvenes, por lo tanto, con el establecimiento de este límite de edad se está restringiendo el derecho a acceder a las funciones y cargos públicos sin causa razonable y objetiva, por lo que dicho requisito debe ser anulado por no ajustarse ni a los arts. 23 y 14 CE, ni al art. 6 de la Directiva Comunitaria 2000/78 ni al art. 56 del Estatuto básico del Empleado Público (Ley 7/2007).
Por todo lo anterior, se dictó sentencia en la se estimaba la demanda del ciudadano, se anulaba el requisito de la edad máxima y se declaraba el derecho del ciudadano a no ser discriminado por razón de la edad para el ingreso en la categoría de policía local de Sevilla.
Si quieres descargarte el texto íntegro de la sentencia, pincha AQUI.
Fuente: AMPAROLEGAL
Anuncios
  1. mahareta
    29 noviembre, 2009 en 20:46

    El Ayuntamiento demandado alega que la existencia de un límite de edad para el acceso a estos cuerpos no ha de resultar discriminatorio pues es indudable que la conexión de la actividad policial con determinadas situaciones de estrés físico y mental hace aconsejable la incorporación de candidatos jóvenes, lo que conlleva la existencia de una conexión entre la diferencia de trato impuesta y las a ctividades a desarrollar por los funcionarios.”

    Ésto es indignante….tengo 37 años y me voy dentro de poco a Afganistán durante un periodo de 4 meses….donde la situación es poco más que “estresante”…..lo que me quiere decir el consistorio, es que, estoy suficientemente preparado física y psicológicamente para dedicarme a lo que me dedico, y sin embargo no estoy capacitado para ser policía local en el caso, obviamente, de que superara las pruebas selectivas…..

    Para alucinar…..vamos, digo yo….

    un saludo

    by mahareta

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: